¿Una Iglesia Chavista?

Posted on Actualizado enn

Posición del cristiano

El domingo de la semana pasada se desarrolló en Venezuela el evento político más importante de los últimos 14 años. Si bien es cierto que una elección presidencial es importante en cualquier país, ésta en particular lo era más que las anteriores ya que el líder natural, Hugo Chávez, había fallecido y por ley era necesario llamar a nuevas elecciones para elegir a su reemplazante.

Era toda una incógnita lo que pasaría, las encuestas, dependiendo de quien las publicara, daban ganador a uno y otro candidato y algunas por márgenes casi exagerados. Pero esto es Venezuela, chico.

A partir del 5 de marzo, fecha del fallecimiento de Chávez, el ambiente político nacional se convulsionó en extremo. Si ya lo estaba durante su proceso de enfermedad y tratamiento en Cuba, ahora la situación se volvió más tensa y radical

Frente a este panorama, la Unión Venezolana Oriental de la IASD -UVO- no se quedó al margen y en un momento de…de algo, el X de marzo  emitió un comunicado, a mi entender, amenazador y con efecto bumerang. (El documento tiene dos fechas, 5 y 14 de marzo 2013)

Con el título “Posición del Cristiano Ante la Política” determinó que queda prohibida en la iglesia (local) cualquier actividad proselitista, pero reconoce que cada individuo tiene derecho a tener su posición política.

¿Por qué digo amenazador y con efecto bumerang?

Esta campaña se caracterizó por ser corta, de solo 10 días, por tanto fue políticamente agresiva y directa, muy directa. Sin caretas. Los actores políticos se sumaron activamente a la campaña de su candidato, aprovechando cualquier oportunidad, ninguno se restó. En esta ocasión todo era válido dentro de las reglas del juego, y muchas veces también fuera de ellas.

En medio de esta campaña electoral, en el Estado Bolívar de Venezuela se desarrolló una gran cruzada evangelística distrital, liderada por Alejandro Bullón.

Con la presencia de  más de 3000 personas, en día se invitó al Gobernador del Estado a quien a nombre de la IASD se le agradeció públicamente por su apoyo a la iglesia. El, amablemente aceptó este gesto y en respuesta informó de una importante donación en dinero que haría la gobernación para concretar el proyecto de una señal de TV de la iglesia en esa zona.

El gobernador tiene una posición política muy clara, es “chavista”.

Esto sucedió pocos días antes de la elección.

Esto sucedió pocos días después del Voto tomado por la UVO.

Esto está publicado en el Facebook Oficial del campo.

Las opiniones sobre esta actividad no se dejaron esperar. Ya sea en la misma página del campo como en cartas privadas a las que he tenido acceso, el malestar de una parte del adventismo venezolano se hizo notar. Los cuestionamientos han sido muy duros. Y bueno, esto es política, y como dicen los políticos, es sin llorar.

Estoy convencido de que el bumerang se les devolvió a la UVO porque el acto de presentar al Gobernador en una reunión oficial de iglesia a pocos días de las elecciones, lo considero un acto político proselitista. En este punto no importa la tendencia de la autoridad, da lo mismo, ese no era el momento para ese tipo de gestos, ni el tipo de anuncio de donaciones.

Todo se tergiversa.

La UVO fue muy precisa con su Voto, entonces ¿qué pasó?, ¿sabían ellos de este reconocimiento?, ¿lo habrán autorizado?, y por último, si no sabían ¿estuvieron de acuerdo en que se hubiera realizado?, da la impresión que sí porque lo publicaron al mundo.

Alguien podrá pensar que soy muy quisquilloso, pero dada la situación política venezolana actual, hay que serlo.

Por otro lado, se trata de un voto amenazador, sí, de todas maneras, porque se recurre a escritos de EGW para justificar futuras decisiones laborales. Esto no corresponde, pero igual la pregunta es válida: ¿Qué va a pasar con los pastores distritales que autorizaron este “saludo” si la misma UVO en su documento amenaza con despedir a sus obreros que caigan en actividades políticas? Imagino que los pastores involucrados y la Unión tendrán una explicación muy convincente para justificar lo sucedido. Ojalá sea así. En todo caso, en Venezuela hay ley de inmovilidad laboral.

Conversando con adventistas venezolanos, no cabe duda que el tema político está presente en sus vidas cotidianas. En pocos minutos sale el tema, es inevitable. Un pastor nos contaba que fue a predicar en una congregación, al finalizar el culto le dijeron que a partir de su mensaje concluían que él era chavista, a la semana siguiente visitó otra congregación en la misma ciudad, predicó el mismo mensaje y le dijeron que era de oposición.

Niños adventistas de no más de 12 años están orando por la situación política del país.

Esa es la realidad venezolana. Nadie ha quedado indiferente, mucho menos la Unión Venezolana Oriental. Por eso es que en este momento histórico, la iglesia no tiene espacio para errores.

El gesto de parte de la iglesia, de saludar y orar por nuestros dirigentes políticos, visitarlos e invitarlos a nuestras iglesias e instituciones es una buena práctica cristiana. Es casi una obligación nuestra apoyar sus gestiones, siempre y cuando no estén en clara oposición a las enseñanzas divinas. Y ojalá hubieran más cristianos adventistas en cargos políticos de dirección.

Creo firmemente que la actividad política ha sido de beneficio para los países. En ningún caso estoy en contra, todo lo contrario, la apoyo totalmente, , a pesar de que los actores políticos son imperfectos, no dudo que ellos están en una búsqueda permanente del bienestar de la sociedad y también creo que por razones políticas se comenten abusos. Creo que cada individuo tiene el derecho de manifestar su posición al respecto y apoyar a sus dirigentes. Creo que el consejo al cual se suscribe la IASD es sabio, separar la política de la religión y hacer lo posible para que cada una vaya por su carril y cuando se crucen, mantener la cordura.

Por otro lado, creo que Dios tiene una política de gobierno. Un sistema infalible, perfecto, justo y bueno.

También creo que en este evento se cometió un error, grave.

Y mientras tanto, tengo la libertad de preguntarme si  la Unión a la que pertenece la iglesia donde me congrego, es chavista.

—–

Utilizo el término chavista debido a la situación que se generó, en ningún caso con una connotación política positiva o negativa, a favor o en contra. Eso es otro tema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s