¿Qué te pasó River?

Posted on Actualizado enn

Sin lugar a dudas la noticia más destacada en el ámbito deportivo del fin de semana pasado, fue la pérdida de la categoría de River Plate de Argentina.

Para quienes nos gusta el futbol, lo que sucedió fue algo jamás pensado, ni en las peores pesadillas. Pero sucedió y el mundo entero fue testigo de ese evento y de todo el alboroto que vino después que terminó el partido, que fue tanto o más terrible aún que el descenso deportivo.

En estas pocas horas se han escrito muchas páginas sobre los motivos que llevaron al equipo y a la institución a esta situación, pero la mayoría de los periodistas deportivos que siguen el caso, destacan dos aspectos importantes que pueden dar respuesta a esta situación:

  1. Esto es solo el resultado de malas decisiones del pasado reciente (como ej. en 3 años el club tuvo 6 técnicos), y
  2. El estilo administrativo actual no fue el adecuado. (como ej. se habla de que se pasó de tener un sistema presidencial a uno monárquico).

Tengamos la seguridad de que “El Caso River” será motivo de estudio por muchos años en las diferentes escuelas de Gestión y Liderazgo en todo el mundo, y también en las páginas de Logos Magazine. Claro, porque los resultados deportivos se vieron influenciados por decisiones administrativas que poco ayudaban en la obtención de logros.

Son interesantes las conclusiones a las que llegó la prensa especializada. Y más interesante es saber que  son perfectamente aplicables en nuestras congregaciones religiosas y a sus administraciones, en el sentido de que son un ejemplo de lo que debemos evitar. Claro, porque por ejemplo, cada evento, programa, plan o actividad que se haga, significa tomar decisiones que pueden ser buenas o malas, y a quienes están en una posición de liderazgo o dirección, se les aconseja que adopten una dispoción de siervo, en vez de rey.

El peligro que corren las organizaciones religiosas y las congregaciones locales es que por intentar alcanzar metas, dejen de lado el concepto proceso. Y en ese trayecto hacia la meta rápida o cortoplacista, el estilo de dirección tiende a convertirse en sometimiento y en un verticalismo voraz.

Es de esperar que estemos atentos a las señales que se nos van dando en el trayecto hacia la administración eficaz en el ámbito religioso. El mundo eclesiástico de hoy y la feligresía que acude a nuestros templos y cultos, nos obliga a no solo promover sino que a asistir a seminarios y cursos sobre administración, liderazgo, gestión, resolución de conflictos, etc., porque ahí podremos adquirir herramientas que nos ayudarán a tomar  las mejores decisiones y a liderar con sabiduría.

Según los entendidos, el descenso de River Plate, evento que sucedió ayer, se comenzó a pavimentar 3 años atrás. Lo que estás haciendo hoy ¿significará una mejor situación para tu iglesia en 3 años más?

Si estás interesado en temas sobre administración y liderazgo de congregaciones religiosas, puedes revisar los 11 diferentes artículos que han sido publicados hasta ahora. Para acceder a ellos, solo tienes que hacer click aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s