Amazing Grace

Posted on Actualizado enn

Amazing Grace, en español Sublime Gracia es el himno más conocido en el mundo y el que ha sido más grabado. Si tradujéramos en su profundidad la palabra amazing, tendríamos que hacernos la idea de algo “extraordinario, extremadamente sorprendente”, entonces el himno toma una nueva perspectiva al decir Gracia Extraordinariamente Sorprendente.

La reina Elizabeth ante el monumento a Wilberforce en Westminster

Fue escrito en 1772 como complemento para el sermón de año nuevo bajo el título Faith’s Review and Expectation (Revisión de la Fe y la Esperanza). En 1779 fue publicado por primera vez, la melodía original no es conocida pero en 1835 fue adaptado a la que conocemos hoy.

El himno fue entonado en situaciones y épocas tan diferentes como en la Gerra Civil Estadounidense donde ambos ejércitos lo cantaban en sus cultos regulares, en las concentraciones de Martin Luther King, cuando Nelson Mandela salió de prisión, o para dar ánimo a quienes perdieron a seres queridos en los atentados de las Torres Gemelas el 11 de Septiembre de 2001.

Al leer la letra podemos concluir que es el resultado de una reflexión profunda a partir de experiencias casi tormentosas. Y no podía ser de otra manera ya que si estudiamos sobre la vida de su autor, entonces entenderemos más lo que quiso decir.

John Newton un inglés, en su juventud había vivido una vida alejada de Dios. Como marinero y luego como capitán de navío se había dedicado por años al comercio de esclavos. Realizó numerosos viajes desde Africa hasta las Antillas y el Caribe, e Inglaterra, transportando y vendiendo cientos de esclavos a las colonias inglesas.

En uno de esos viajes en medio de una tormenta en la cual pensó que el barco naufragaría, desesperadamente le pidió a Dios que lo salvara. Desde ese momento su vida comenzó a cambiar y años después dejando de lado su antiguo oficio, ingresó a estudiar Teología para luego ser ordenado Pastor Anglicano, ministerio que realizaría hasta su muerte en 1807. Mientras servía en la iglesia de Onley donde estuvo por más de 15 años, escribió el himno.

Uno de sus feligreses y que se convirtió en uno de sus más cercanos amigos, se llamaba William Wilberforce. Un joven que en 1780 a sus 21 años ya era miembro del Parlamento Inglés y que comenzó una cruzada que vio frutos en 1807 pocos días antes de la muerte de John Newton y luego en 1833, pocos antes de su muerte.

Había un venezolano que tenía amistad con Wilberforce lo que permitió que sus propuestas fueran transmitidas al nuevo mundo. Este dato no es menor ya que Wilberforce era uno de los hombres más influyentes de la época y Francisco de Miranda era el latinoamericano más conocido y respetado en Europa. Es muy propable que Miranda haya traspasado a por lo menos dos de sus más íntimos discípulos que vivieron algunos años en Inglaterra, las inquietudes de este inglés. Hablamos del chileno/irlandés Bernardo O’higgins quien posteriormente fue el libertador de Chile y del venezolano Simón Bolívar que se sabe se entrevistó[i] personalmente con Wilberforce.

Es interesante esta conexión ya que de cierto modo, lo que se vivió en Sudamérica entre 1810 y 1823, si bien tuvo su origen en Inglaterra, un punto especial fue la postura de estas nuevas naciones sobre la esclavitud, práctica común de esos tiempos, llegando a ser abolida completamente incluso antes que en el viejo mundo.

En el año 1807 el parlamento inglés declaró abolida la venta y captura de esclavos y su traslado en barcos ingleses, pero si alguien tenía esclavos, los podía conservar. Este fue el gran logro de Wilberforce que dejó las bases para que en 1833 el mismo parlamento aboliera en forma definitiva la esclavitud en todo el territorio del Imperio Británico, esto incluía las Antillas y las islas del Caribe.

John Newton escribió:

Amazing Grace, how sweet the sound,
That saved a wretch like me.
I once was lost but now am found,
Was blind, but now I see.

Estas palabras sirvieron de inspiración y ánimo para que su amigo William Wilberforce con quien tenía continuas entrevistas, llevara adelante la cruzada por la libertad, la que persiguió por casi 20 años.

Amazing Grace, es el reconocimiento de que la gracia redentora y salvadora de Cristo puede salvar y cambiar vidas tan miserables como la de John Newton, quien pasó de ser un vendedor y traficante de esclavos a ser un predicador de la libertad en Cristo y de la libertad de la esclavitud. El dice que estuvo perdido, pero fue encontrado, fue ciego pero ahora, puede ver. Es que se trata de una Gracia Verdaderamente Sorprendente.

La foto que acompaña este artículo muestra a la reina de Inglaterra frente al monumento a William Wilberforce en marzo del 2007, con motivo de la celebración de los 200 años de la abolición de la esclavitud. En ese mismo año se estrenó la pelicula Amazing Grace[ii], una revisión biofgráfica de la lucha Wilberforce por abolir la esclvitud donde queda patente la influencia que tuvo en él John Newton.


[i] PINO, Elías. Simón Bolívar, C.A. Editora El Nacional, Caracas 2009

[ii] Más información sobre esta película en Amazing Grace Movie portal oficial donde puede ser adquirida. También se puede encontrar en Christian Cinema y Amazon.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s