El Señor de las Señales

Posted on Actualizado enn

Los eventos naturales de los últimos días han conmovido al mundo. En las iglesias el tema de conversación ha girado en torno a las señales del fin a partir de la seguidilla de terremotos comenzando con el de Haití hasta el de Japón.

Al convesar con sobrevivientes de terremotos escucharemos que ese evento les cambió la vida y la perspectiva de las cosas. Se preguntan si puede haber alguna experiencia más terrorífica y les cuesta imaginarla. Quizás la muerte de un ser querido la puede superar en angustia y llanto, sin embargo como cristianos adventistas hemos predicado que estas manifestaciones naturales son solo parte del principio del fin.

Cuándo será el fin de estas cosas y qué señales habrá de tu venida, le preguntaron a Jesús esa noche después de haber caminado por los rincones de Jerusalén. La pregunta vino a raíz de lo que él había dicho horas antes mientras contemplaba el magnífico Templo: Ven todo esto, les digo que no quedará piedra sobre piedra antes de que venga el fin.

Entonces como respuesta a la pregunta planteada por sus discípulos, Jesús da paso a una serie apocalíptica de señales y eventos que sucederían previos a la destrucción final. Un testigo presencial de este momento lo detalló para nosotros y lo podemos leer en Mateo 24:1-14.

El listado es conocido: aparecerán varios que dirán “yo soy el Mesías”, habrá guerras entre naciones y entre reinos; habrá pestes, hambruna y terremotos en diferentes partes del mundo. Pero esto no es todo dice Jesús, mis seguidores serán odiados, perseguidos, encarcelados, llegando incluso a morir en forma violenta. Y todavía hay más. Se levantarán falsos profetas que engañarán a muchos, el pecado aumentará y el amor se enfriará.

Sin duda el escenario descrito es escalofriante. Todo eso tiene que suceder antes de que no quede “piedra sobre piedra”. Antes del fin. Pero falta agregar algo, el texto concluye diciendo que el evangelio del reino será predicado en todo el mundo, para que todas las naciones lo escuchen; entonces vendrá el fin.

Cuando Jesús relata estos eventos venideros, está respondiendo dos preguntas muy precisas: cuándo ocurrirá la destrucción del Templo y qué señales habrán de tu venida.

Los registros históricos cuentan que entre la muerte de Jesús y el año 70 se levantaron falsos Mesías proclamando la liberación de muchas cosas y también del sitio romano. Hubo guerras por doquier, grandes hambres y por lo menos 3 violentos terremotos. Hubo implacables persecuciones a los cristianos, el nivel de pecado aumentó y el amor se enfrió llegando a niveles extremos. Flavio Josefo hace una descripción acabada de ese tiempo y en particular de lo que se vivía en Jerusalén antes de la caída. Leer ese realto llega a helar la sangre.

Y el fin llegó. Todo acabó en el año 70 con la entrada de Tito y su ejército triunfal a Jerusalén. El Templo, símbolo de la presencia y habitación de Dios en medio de su pueblo fue quemado, saqueado y destruido completamente. Tal como lo había dicho Jesús, en el Templo no quedó piedra sobre piedra.

Como Adventistas esperamos que cataclismos, señales en el cielo y en la tierra nos indiquen que estamos a las puertas del fin de este mundo. Con expectación hemos estudiado las señales de Mateo 24 llegando a la conclusión de que prácticamente todo se ha cumplido. Tristemente hemos sido testigos privilegiados de destructivos terremotos, sangrientas guerras y alarmantes hambres, del aumento del pecado y el desamor, de la aparición de falsos profetas, cristos y mesías. Otros han dado un paso más y han estado pregonando la aparición de las plagas del Apocalipsis, la ley dominical y tratando incluso de determinar el comienzo del tiempo de angustia. Sin embargo muchas veces pasamos por alto el evento más importante, el que indicará que el fin es inminente:

como dice el versículo 14 de Mateo 24, no habrá final antes de que el evangelio haya sido predicado a todas las naciones.

Esa es la última condición a cumplir para que los eventos de la venida de Jesús se desaten. Una vez predicado el evangelio a todo el mundo, desde ese instante en adelante Jesús viene en cualquier momento. Una situación perfectamente posible es que si la última persona por ser alcanzada se lograra hoy a las 5:30pm, a las 5:31pm Cristo podría aparecer en el cielo. ¿O acaso tenemos alguna facultad para evitar que Jesús regrese hoy?

La experiencia de Jonás es decidora. El mesaje que tenía que dar era simple y directo: Nínive al cabo de 40 días será destruída. Pero a partir del cambio de actitud de los habitantes, Dios no la destruyó en esa ocasión. Esto muestra que cuando el componente humano es parte importante en el desarrollo de las profecías, éstas son condicionales. Entonces así como en Nínive el tiempo del fin fue alargado, los tiempos del fin del mundo de hoy perfectamente pueden ser modificados y usted ni yo podemos oponernos a esa prerrogativa divina.

No sea que un día de estos Dios aparezca en las nubes y en vez de estar esperándolo, estemos reclamando que todavía no han caído las plagas, no ha venido la persecución o que la ley dominical no fue promulgada. Cuidado con estar más preocupados y pendientes de estar esperando las señales del Señor que al…

SEÑOR DE LAS SEÑALES.

El aspósto Pablo escibió en sus cartas lo siguiente: Las buenas nuevas han sido predicadas en todo el mundo (Col. 1:6, 23; Rom 1:8) . Pocos años después de esa afirmación Jerusalén cayó y no quedó piedra sobre piedra.

Nuestra motivación para esperar confiados un pronto descelance es que hoy por hoy, el evangelio está siendo predicado a todas las naciones. Si llegamos a saber de un nuevo terremoto veámoslo como una señal de que la predicación del evangelio está próxima a alcanzar a la última persona. Cuando se logre, entonces y sólo entonces vendrá el fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s