Sembramos Como Nunca – Parte I

Posted on Actualizado enn

Nota Editorial: El siguiente artículo que se entrega en dos partes, previa autorización del autor, fue tomado del documento de igual nombre publicado en Chile en abril de 2010. Si bien ya tiene casi un año de antiguedad y está circunscrito a la realidad de una Asociación y Unión específica, los conceptos en él vertidos creemos traspasan las fronteras territoriales, son vigentes y pueden ser un aporte en la búsqueda de un mejor funcionamiento de las congregaciones y dirigentes, en la obra evangelizadora.                                                                                                                                                                      Logos Magazine, marzo 2011.

Cuando la asamblea se convirtió en comisión de planes en el pasado Congreso de la Asociación Metropolitana, los delegados supimos que los lineamientos programáticos para la AMCH que se deberían discutir en esa comisión, ya estaban definidos. La UCH había decidido qué era lo que había que hacer en este campo y los delegados no tuvimos oportunidad para discutir si esos postulados eran representativos, si era lo que se debía hacer, o si reflejaban las necesidades reales de la AMCH. Solo tuvimos que limitarnos a dar ideas de que hacer, en ningún momento a planificar, que es uno de los motivos fundamentales que da origen a un congreso de campo y a lo que son citados, entre otros deberes, los delegados.

No era de extrañarse que sucediera así debido al modelo administrativo y de gestión de la entidad que dirigía. De ahí que no hubo espacio para la discusión de ideas ni conceptos, solo imposición de lineamientos.

En síntesis, el trabajo realizado fue como si hubiesen tirado una pelota en medio de la carpa y los delegados anduviésemos corriendo tras ella para patearla hacia cualquier lado, porque nadie nos indicaba donde estaba el arco para hacer el gol. En el resumen presentado, se contabilizaron casi 100 interesantes y buenas ideas, pero ¿para qué?.

Ha sido una costumbre cultural el que entidades superiores digan lo que hay que hacer sin dar a las bases la oportunidad para evaluar y proponer. Por otro lado, una característica de las instituciones religiosas es que sus estructuras administrativas son rígidas y verticales. Cuando las directivas potencian estos aspectos, tenemos una combinación que en el contexto de hoy es peligrosa y cada vez menos aceptada.

De ahí mi serio cuestionamiento: ¿adventista católico ó adventista protestante?

Por eso sembramos como nunca

Hay una frase con la cual el país futbolero chileno se identificó por mucho tiempo, “jugamos como nunca” habrían dicho los Martínez, Livingstone y Carcuro. Jugamos en forma extraordinaria, superlativa, dimos más de 5 pases seguidos, en momentos alcanzamos el jogo bonito.

En los últimos años ha aumentado en forma exponencial las actividades de iglesia, debido en parte al estilo administrativo al cual me refería antes. Como nunca tenemos programas todas las semanas, por ejemplo, entre abril y junio próximo según el Folleto de Escuela Sabática ya hay 39 eventos confirmados, es decir 1 cada 3 días, sin considerar las actividades propias de cada congregación.

Estamos sembrando como nunca antes, en forma extraordinaria, superlativa, con un despliegue de recursos humanos, financieros y técnicos nunca antes visto, de eso no queda duda alguna. Nos hemos llenado de todo tipo eventos y eso debiera ponernos contentos, agradecidos y expectantes por las cosechas.

Pero la verdad es que ya no estamos tan expectantes, sino más bien acostumbrados y casi resignados. Y lo más interesante es que los resultados obtenidos cada año se explican con la frase “es la voluntad de Dios”.

Entonces “es la voluntad de Dios que en la AMCH pocas personas ingresen a la Iglesia Adventista”, en el año 2009 ingresaron prácticamente la misma cantidad de personas que en 1999*, o que “es la voluntad de Dios que por cada 10 personas que ingresan a la iglesia, 4 la estén dejando, en el mismo periodo”. ¿Alguien dice amén?

Y lo más llamativo es que a pesar de tener esos datos a la vista, la planificación evangelística de la AMCH para el 2010 presentada en la reunión de Ancianos del día sábado 6 de marzo, en poco se diferencia a la de años anteriores. Por ejemplo, los programas más destacado por el Departamental respectivo para el año son que las congregaciones van a entregar revistas un día sábado en el cual el programa de la iglesia será más corto, habrán días de ayuno y oración en el campo por estos programas, se trabajará con grupos pequeños y parejas misioneras, habrá predicaciones por TV para ser proyectadas en las iglesias, se hará el Curso Interactivo de radio y TV, se va a orar y trabajar por 10 personas amigas no adventistas. Y finalmente, el año se ha dividido en sembrar desde marzo para cultivar durante la mitad del año y luego cosechar desde septiembre.

Todo ya se ha hecho y más de una vez, por eso: ¿cuál es el motivo por el que esta vez tendríamos que lograr mejores resultados que años anteriores, si haremos lo mismo? Salomón habría dicho “nada nuevo bajo el sol”, algún contemporáneo nuestro diría “más de lo mismo”, y yo agrego a esto “sembramos como nunca…”

Cosechamos lo de siempre

Los Martínez, Livingstone y Carcuro terminaban la frase diciendo: “jugamos como nunca, perdimos como siempre”. Con algunos matices diré: “sembramos como nunca, cosechamos lo de siempre”

Desde 1999 a la fecha, la AMCH a triplicado la inversión en evangelismo como nunca antes, la cosecha, ha sido la de siempre. Gracias a la radio, a la señal de TV, y a la tecnología, el mensaje Adventista ha llegado directo a los hogares no adventistas como nunca antes en toda la historia de la Asociación, sin embargo, los resultados indican que logramos lo de siempre. Y la lista suma y sigue.

La actual generación de laicos adventistas se ha instruido y especializado como nunca en todo tipo de actividades, profesiones, oficios, conocimiento y habilidades, pero al momento de tomar importantes decisiones, son postergados, como siempre. Por otro lado, los amigos no adventistas viven en un mundo que cada día cambia generando nuevas propuestas culturales, tendencias, costumbres, valores, gustos y exigencias como nunca antes, la planificación para alcanzarlos, es la de siempre.

Grafico el crecimiento porcentual de Bautismos + Profesión de Fe (B+PF) desde 1999 al 2009, tomando como base 1998 año de la creación de la AMCH y lo comparo con la Inversión ($) realizada para lograr esos resultados, en el mismo periodo. Ver gráfico aquí*

La iglesia local donde me congrego desde hace 20 años, tiene el triste record de haber tenido 11 pastores y algunos de ellos con ayudante. Lo normal sería 4 o 5 pastores en ese período. Esta alta rotación demuestra por un lado improvisación y poca seriedad, y por otro, desnuda lo mal comprendido y aplicado que está el concepto de planificación a nivel organizacional ya que las congregaciones no eligen a su pastor. De hecho, este fenómeno también se puede observar cuando se trata de evangelismo.

De ahí que las actividades, eventos, o las 100 propuestas del congreso no son planificación, son solo actividades puntuales que introducidos en un plan maestro serio, con una apropiada y sobre todo contextualizada planificación, ayudarán a la obtención de un objetivo superior.

Continúa Parte II…

* Las cifras estadísticas que se manejaban en el año 2009 al momento de ser escrito el artículo, correspondían a una proyección realizada a partir de los últimos datos que entregó la AMCH en septiembre/2009. La cifra oficial se publicó en el 2do semestre del 2010, la que resultó ser menor a lo proyectado. El gráfico aquí presentado, está actualizado en base a los datos oficiales publicados en el 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s