¿Diferente = Equivocado?

Posted on Actualizado enn

Al estudiar sobre E. G. White y su rol en la organización de la Iglesia Adventista, encontramos un episodio en el cual ella siendo inspirada por Dios, declaró que había que hacer un cambio estructural en la organización. George Knight[i] dice que este mensaje fue un verdadero misil a las bases de iglesia.  Ella dijo que había que establecer una estructura diferente al fundamento establecido en el pasado. Corría el año 1901.

Knight aclara que el cambio no lo hizo E. G. White, sino que fueron los dirigentes de la época quienes elaboraron la nueva estructura organizacional que es el fundamento para la actual.

Mucho tiempo antes, Moisés estaba administrando justicia al pueblo mientras era observado por su suegro quien quedó tan impresionado por el método utilizado, que le dijo:“-¿Qué es esto que haces con el pueblo?”  Éxo. 18:14. Moisés le explica en qué consistía su trabajo recibiendo una respuesta categórica: “No está bien lo que haces”  (v.17).  Y luego Jetro le presenta una nueva  forma de trabajar. En ninguna manera le estaba diciendo que administrar justicia estaba mal, sino que el método no era el adecuado. La tarea se siguió realizando pero Moisés tuvo que innovar. (v. 18-24)

Pero otro evento bíblico llama más la atención.

Israel fue el pueblo elegido por Dios para ser su testigo, el custodio de su  Palabra y una luz para las naciones vecinas. El método que Dios estaba utilizando era el de evangelización centrípeta, que atrae. Las demás naciones escucharían sobre la prosperidad del pueblo, entonces vendrían al territorio israelita a investigar y terminarían conociendo, aprendiendo y muchos aceptando al Dios de Israel, el causante de todas las bendiciones.

Pasado el tiempo, el pueblo entró en épocas de apostasía, sin embargo, Dios quería darles una nueva oportunidad para renovar el compromiso contraído años antes en el Sinaí (cf. Éx. 25:8; Ez. 37:26-28). Pero Israel eligió otra alternativa.

Luego, Dios cambió.

Ya no habría más una nación elegida, sino que ahora habría un pueblo formado por diferentes razas, naciones y lenguas el que sería identificado por Dios como Santo.

Además, Dios no sólo cambió de pueblo, sino que también de estrategia evangelizadora. Antes, Israel recibiría a las naciones vecinas, en cambio ahora, el nuevo Israel tendría que salir a anunciar las verdades a las naciones vecinas y hasta lo último de la tierra. Hoy hablamos de una evangelización centrífuga, que se expande y el mandato a ir está presente en los cuatro evangelios; Mat. 28:19, 20; Mar. 16:15; Luc. 24: 47, 48; Juan 20:21.

Veamos el siguiente cuadro:

Antes Después
Una única nación elegida Pueblo formado por diferentes naciones
Las naciones vendrán Salir a las naciones
Evangelización centrípeta Evangelización Centrífuga
Dios se refiere a ambos pueblos de la misma manera, Éxodo 19:6 cf. 1Pedro 2:9:       Nación Santa

En los 3 casos estudiados, lo que necesitó un cambio fue la forma de realizar la gestión, no la gestión y si ponemos atención en el caso del Israel literal, ellos debían anunciar el evangelio a las demás naciones y hoy, ¿acaso la tarea no es la misma?

Las organizaciones necesitan estar pendientes de los cambios que se van sucediendo día a día para hacer ajustes necesarios. Durante la década de 1990 se instaló una nueva palabra que revolucionó el ambiente administrativo y de gestión: Reingeniería. Además se pusieron de moda otros procesos como JIT (Just in Time),  APO (Administración por Objetivos), CT (Calidad Total) etc. Todos con el objetivo de que la empresa lograra mejoras significativas y sustanciales.

Pero convengamos que ni el proceso de reingeniería, ni ningún otro referido a innovaciones asegura el éxito. El cambio por sí solo no es sinónimo de éxito, este proceso tiene que ir acompañado de acciones claras, definidas y congruentes. Lo único definitivo es que el cambio y la innovación son fenómenos que no se detienen y que afectan a todo tipo de organizaciones.

Algunos de los motivos por los cuales se evita cambiar son:[ii]

  1. La necesidad de seguridad – preferir lo conocido por lo desconocido.
  2. Algunos intereses particulares podrían verse amenazados
  3. Falta de visión y claridad de los beneficios del cambio
  4. Inercia, no moverse cuando uno está quieto
  5. La envidia y malas disposiciones internas.
  6. Dificultad de disentir, de atreverse a ser diferente.

A modo de ejemplo, donde se puede notar la ausencia de cambios y que nos permite medir sus consecuencias, es en el programa de Escuela Sabática. La misma estructura que ya tiene más de 30 años, deber ser revisada.

Quizás ahora podamos entender y justificar en parte el por qué en la Unión Chilena en 1972 el 85% de los miembros de iglesia lo eran también de Escuela Sabática y en el 2009 solo el 34%. En la Unión Austral, de un 89% en 1972, se bajó a un 47% en el 2009.[iii] Estas son situaciones totalmente reversibles.

El poder describir como se presenta el programa y como se realiza el estudio (forma), más la importancia que la congregación le da a la Escuela Sabática (fondo), será fundamental para provocar modificaciones.

Así hay otros departamentos y aspectos de la vida de iglesia que también pueden ser revisados. Cada congregación tiene una historia que contar.

¿Diferente = Equivocado?

La mejor definición para la palabra locura es “hacer lo mismo una y otra vez, esperando resultados diferentes”. A veces el famoso “es que siempre se ha hecho así” es más fuerte que la razón y nos priva de pequeñas innovaciones que podrían traer grandes beneficios. Para innovar se requiere de mucho esfuerzo y para permanecer estático, también.

Provocar cambios significará  romper esquemas aprendidos en el aula e ir contra nuestra propia tendencia. Significará hacer el ejercicio constante de inventar, crear y re-crear, para luego cuestionar y evaluar en forma continua y responsable nuestras propias creaciones y creencias, siempre buscando el beneficio de quienes nos rodean.

Diferente no significa equivocado.


[i] KNIGHT, George R.  “Conozcamos a Elena de White (Meeting  Ellen White),  Asociación Casa Publicadora Interamericana, Miami, Florida; 2001.
[ii] RODRÍGUEZ, Darío. Gestión Organizacional, Ediciones Universidad Católica de Chile, 2da Edición, Santiago, 2001. 

[iii] Annual Statistical Report, años 1972 y 2009

2 comentarios sobre “¿Diferente = Equivocado?

    Gabriel escribió:
    30/12/2010 en 10:27 pm

    Hola. Me gusto la reflexion al caso. sin embargo, hay que recordar que los procesos de diferenciación no se buscan generalmente sino que se dan bajo el contexto de una gran necesidad socio-espiritual. Es el caso del mismo Cristianismo, que se genera en un contexto historico favorable. me explico ROMANOS= TIRANIA, CRISTO= AMOR. El caso del Hipismo, CAPITALISMO= HIPERCONSUMISMO, HIPISMO=INDIFERENCIA A LO FORMAL.
    Ademas, por ejemplo el nazismo se genera bajo el contexto de que los alemanes fueron siempre segregados por los polacos y algunos poderoso judíos que eran dueños del pais…fueron usados. bajo esa necesidad los Nazis usaron a Hitler como el precursor de la “mejora de la autoestima” del pueblo alemán. Y así hay incontables búsquedas de la diferencia.
    Dicho de groso modo. Sin embargo comparto plenamente que la reforma debe ocurrir, pero bajo un contexto guiado por Dios. Los planes son de Dios y no de los hombres. El tiene un Plan para la iglesia de Laodisea. Sin duda. Y este se cumplirá queramos o no…solo debemos estar atentos a estar incluidos en ese instante. mi opinión…sinceramente. Un abrazo en cristo…ah! es bueno saber quienes están detrás de la pagina esta. Podrían poner una fotito o nombres…asi da mas seguridad opinar …un arriesgado comentarista.

    Cristian escribió:
    03/01/2011 en 4:06 pm

    Muchas son las áreas donde las iglesias locales pueden hacer un cambio. La determinación del pasado Congreso Mundial para la ordenación de mujeres como Diaconisas creo que es un punto de inflexión importante para atreverse a revisar viejas estructuras que hoy no son tan útiles como cuando fueron establecidas.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s